Visitar Dublín

Did you like it? Share it!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Visitar Dublín

 

¿Por qué deberías visitar Dublín?

Si estás pensando en visitar Dublín, no lo pienses más, tienes que hacerlo. La capital irlandesa es un lugar por el que tienes que callejear alguna vez en tu vida. Su atmósfera es indescriptible. Podría darte mil y una razones para pisar sus calles, pero nada que te pueda decir será mejor que comprobarlo por ti mismo.Aún así, basándome en mi experiencia, me atrevo a darte ánimos.

Decálogo de empujoncitos para dar el paso:

  1. El tiempo no es tan horrible como lo describen. Si eres de un lugar más cálido, como en mi caso, echarás un poco de menos el calor.Ni de lejos llueve todos los días. Cuando viajé a Irlanda por primera vez, me esperaba vivir en un diluvio universal constante.¡Exageraciones! Puedes hacer frente a las precipitaciones con un buen chubasquero. Aunque no está de menos llevar encima un paraguas, porque quién sabe, quizá te toque vivir un poco del estereotipo irlandés.
  2. Puedes encontrar hostales por unos 10 euros la noche. Si aún  no has probado este tipo de alojamiento, hazlo, vale la pena.  Al fin y al cabo, en el mejor de los casos, solo vas a dormir allí.
  3. Es una ciudad multicultural. Mientras paseas por la calle, encontrarás mucho más que dublineses.
  4. Sus calles están llenas de historias vivas. Cualquier rincón de Dublín que visites, tiene una historia que contarte. Tan fantásticas como la existencia de sus diminutos habitantes los leprechauns o tan importantes como las batallas que allí fueron libradas.
  5. Sus pubs. No hay nada como un buen pub irlandés. Disfrutar de la música en vivo mientras te tomas una buena pinta de cerveza no tiene precio. En realidad sí, una pinta puede llegar a costar 7 euros. Pero ¿por qué no? Probablemente será algo que hagas una sola vez en la vida.
  6. Irte de compras. Si eres un shopaholic, en Dublín puedes disfrutar de una buena dosis para tu adicción. Penneys, conocido en el resto del mundo como Primark, te ofrece una gran variedad de artículos a precios de risa.
  7. Souvenirs. Vale, lo admito. Soy una cleptómana de recuerdos.Solo en sentido metafórico, porque he pagado por cada uno de ellos. Pero los souvenirs que me traje de Irlanda son hasta ahora los más bonitos de mi colección. Carrolls es un mundo en sí mismo.
  8. ¿He mencionado ya el río que divide la ciudad? Cruzar puentes como el Ha’ppenny Bridge durante la puesta de sol es algo mágico.
  9. Si eres un amante de la fotografía, Dublín es tu sitio. Sus calles empedradas, el tráfico vespertino o las luces navideñas te proveerán de maravillosas instantáneas.
  10. Paseos por lugares como Phoenix Park. Rodeado de naturaleza , sentado observando a los cisnes pasar, ¿quién no te garantiza que recibirás la inspiración necesaria para tu próximo destino?

Eso es todo amigos

Estas son solo algunas de las maravillosas razones que puedo darte para visitar Dublín. Si con esto aún no consigo convencerte, déjame tus inquietudes en los comentarios. Intentaré hacer todo lo posible para que te decidas a coger el avión.

Si te has quedado con ganas de más, visita Maynooth.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *